La obesidad en chicas predice una pubertad precoz

El índice de masa corporal es un indicador de la maduración temprana en las niñas más importante que la raza o la etnia.

Un estudio publicado en Pediatrics, revela que la obesidad es el indicador más importante de la aparición de la pubertad precoz, que afecta a las niñas caucásicasmucho antes de lo que se creía. Este estudio multiinstitucional refuerza un grupo creciente de investigaciones que documentan el inicio de la pubertad precozen chicas de todas las razas.

“El impacto de la maduración temprana en las chicas tiene implicaciones clínicas importantes que suponen resultados psicosociales y biológicos”, dice Frank Biro, investigador principal de la División de Medicina Adolescente en el Hospital Centro Médico de Niños en Cincinnati (EEUU).

“Este estudio sugiere que los médicos deben redefinir las edades de pubertad precoz y tardía en las niñas”, añade.

Las niñas con maduración precoz corren el riesgo de sufrir baja autoestima, depresión y malos resultados académicos, entre otros. También tienen un gran riesgo de padecer obesidad, hipertensión y distintos tipos de cáncer, incluyendo el de mama, ovario y endometrio.

Los científicos examinaron las edades de 1.239 niñas en los inicios del desarrollo mamario, el impacto del índice de masa corporal (IMC), la raza y etnia. Las chicas tenían entre seis y ocho años y se las siguió a intervalos regulares entre 2004 y 2011. Los investigadores utilizaron criterios consolidados de desarrollo puberal, entre los que se incluye las cinco etapas del desarollo la mama.

Los autores del estudio descubrieron que las respectivas edades en el inicio del desarrollo mamario variaban según la raza, el IMC y la localización geográfica. Este desarrollo empezaba a los 9,7 años en chicas blancas no hispanas, antes de lo que se creía. Las chicas negras se siguen desarrollando antes que las blancas, a los 8,8 años. La edad media del desarrollo en las chicas hispanas era a los 9,3 años y 9,7 años, la edad en las chicas asiáticas.